Buen fin…?


La técnica defensiva generalizada.

Por Javier Alberto Rejón Vivas

El Buen Fin

El Buen Fin

El buen fin, inspirado en el Black Friday se lleva a cabo en Estados Unidos de Norteamérica desde mediados de los años sesenta, originado en Filadelfia el término era empleado para denotar otras características, llegados los setenta se empleó para denominar a la conversión en números negros en la arcas de las empresas por el incremento en ventas

En México el consejo coordinador empresarial propició comenzar con la práctica que consiste en un fin de semana orientado a que las empresas pueden ofrecer ofertas máximas al consumidor para que de esta forma se active la economía.

Es una buena idea.

Las realidad a los que se enfrenta el consumidor mexicano es que algunas tiendas, de diversos tamaños, aumentan precios que luego rebajan poniendo la etiqueta de buen fin y lo peor de todo lo hacen con poco tacto o al menos sus empleados no logran realizarlo con al delicadeza necesaria resultando en un insulto a la ciudadanía y por lo tanto causando desconfianza.

¿Cuál es la respuesta?

Pues no queda de otra, auditar, mientras no se tenga una conciencia empresarial de lo que significa hacer descuentos reales y respetar las reglas del juego se tendrá que seguir enfatizando la auditoria correctiva.

La PROFECO apoya al consumidor de esta forma:

la Profeco está en coordinación con las cámaras y asociaciones para identificar los puntos donde debe haber claridad respecto de lo que dispone la ley, como son:

  • Exhibir de manera visible los precios y tarifas en montos totales a pagar.
  • Respetar las tarifas, precios, promociones u ofertas anunciadas al consumidor.
  • Entregar factura, recibo o comprobante de compra.
  • Proporcionar información clara, veraz y sin ambigüedades sobre cargos, términos, plazos e  intereses aplicables.
  • Informar las reglas y condiciones aplicables a las promociones y ofertas anunciadas y, en su caso, indicar explícitamente en qué consisten las restricciones cuando se ostente la leyenda “APLICA RESTRICCIONES”.
  • No negar la venta de productos o servicios en existencia o bien condicionarlos a la adquisición de otros.
  • En las ventas a crédito informar el equivalente al precio de contado, así como el número, monto y periodicidad de los pagos a realizar.
  • Cuando se ofrezcan garantías, éstas no deberán ser inferiores a 60 días y deberán precisar su alcance, duración, condiciones y mecanismos  para hacerlas efectivas.
  • Los productos deberán contener información comercial en español y conforme a la Norma Oficial Mexicana aplicable.
  • Los instrumentos de medición (básculas, relojes registradores de tiempo y longímetros) deberán encontrarse debidamente ajustados y calibrados.
  • En este sentido, Profeco estará muy cerca de los consumidores para orientarlos y esto se realizará por medio de sus herramientas tradicionales, como es el Teléfono del Consumidor y de atención directa vía redes sociales (@profeco), durante los cuatro días del programa, en un horario de 09:00 a 21:00 horas.

Recuperado de la página de la PROFECO http://www.profeco.gob.mx/prensa/prensa11/noviembre11/bol133.asp

Los consumidores debemos de estar atentos a las prácticas que realizan los empresarios así como a planear nuestro consumo, es por ello que los invito a refelxionar en nuestro gasto y si detectan alguna anomalía acudan a las instancias correspondientes.

Por lo tanto

BUEN FIN

VentaTips_logocuad

Juntos hacemos mejores empresas.

Emite tu comentario.

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s